NOTICIAS
"Bienvenidos a mi sitio oficial. Espero que este medio sirva para conocernos, ponernos en contacto, trabajar juntos y cosechar éxitos."
CONTACTO
 
 

Resoluciones

29.07.2013
EXPRESAR el total y absoluto repudio al proyecto de ascenso del General MILANI,

HCD-R-2-23224 - SITUACION:

HCD-R-2-23224

 

 

Quilmes, 29 de julio de 2013.-

 

 

VISTO:

El tratamiento del pliego de ascenso militar correspondiente al mensaje del Poder Ejecutivo Nº 857 (Expediente PE-97/13), relativo a MILANI, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús (DNI: 11.114.169), en la Comisión de Acuerdos de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación Argentina, y;

 

 

CONSIDERANDO:

                                   Que nombrado tiene un pasado comprobado en cuento a sus tareas y misiones en la última dictadura militar que azoto el país.

 

                                   Que en el año 1976, el entonces Subteniente Milani, se encontraba cumpliendo ordenes y tareas al Batallón de Ingenieros de Construcciones 141.

 

Que es sabido que en esa unidad se procedían a efectuar operaciones antiterroristas que se desarrollaban en la Provincia de Tucumán, bajo el operativo “Independencia”.

 

Que en 1976 el entonces Subteniente Milani, era el oficial instructor a cargo del soldado Alberto Agapito Ledo – quien se encuentra actualmente desaparecido – en la provincia de Tucumán.

 

Que Alberto Agapito Ledo, desapareció estando cumpliendo el Servicio Militar Obligatorio.

 

Que El Estado argentino, en ocasión de responder a la denuncia presentada por la madre de Ledo ante la Comisión Interamericana de

Derechos Humanos, en el marco del caso 3518, señaló que Ledo “… fue incorporado en el año 1976 al Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 para cumplir el Servicio Militar… Encontrándose dicha Unidad en operaciones antiterroristas que se desarrollaban en la Provincia de Tucumán, el soldado conscripto Alberto Agapito Ledo, el día 27/6/76, se fugó del vivac del batallón,

 

motivo por el cual y de conformidad a las prescripciones legales aplicables en el ámbito castrense –Código de Justicia Militar- se iniciaron las actuaciones pertinentes, procediéndose a dar de baja al nombrado con fecha 22/6/76 por encontrarse prima facie incurso en la grave falta militar de ‘deserción’”. (Del legajo CONADEP, 2987, fojas 10).

 

                                   Que conviene recordar que los sumarios de deserción fueron el modo de encubrir la desaparición de soldados durante el terrorismo de Estado. Así fue denunciado por el CELS en el documento “Conscriptos detenidos desaparecidos”, publicado en octubre de 1982, que lleva la firma de Augusto Conte Mac Donell (padre de uno de esos soldados), Emilio Mignone, y Noemí Labrune. Esto ha sido confirmado por los resultados del informe realizado por la Dirección Nacional de Derechos Humanos del Ministerio de Defensa, a partir de la Resolución 420/2009. De acuerdo a este Informe, son al menos 43 los conscriptos desaparecidos respecto de los que se labró un acta falsa de deserción. Llamativamente, Alberto Ledo no aparece en aquel listado de conscriptos desaparecidos.

 

                                    Que en el Informe Nunca Más se señala, con relación a la desaparición de conscriptos:

“Las denuncias presentadas ante la Comisión y referidas a soldados conscriptos desaparecidos revisten por su elevado número y sus especiales características, una particular significación (…)

 

El denominador común de todas las respuestas oficiales: la deserción. La respuesta sistemática a los familiares que inquirían sobre la suerte del hijo desaparecido cuando prestaba servicio, fue que éste había desertado. Es decir, que cada vez que se pedía por su paradero el informe de las autoridades militares se limitaba a consignar: Que el soldado había sido dado de baja de la Institución. 1) Por haber salido de la dependencia en la que prestaba servicio para cumplir una comisión sin haber regresado. 2) Por haber estado de franco sin haberse presentado en tiempo debido a su destino. 3) Por haberse fugado.

En los ámbitos militares respectivos se instruyeron sumarios por «deserción» cubriendo con ello una formalidad que no constituía sino una excusa frágil tendiente al ocultamiento de los hechos. (Ver, Informe Nunca Más, CONADEP, Septiembre de 1984, Capítulo II, Víctimas: F. Conscriptos).

 

 

Que el ex capitán del Ejército José Luis D’Andrea Mohr realizó una investigación exhaustiva titulada “El Escuadrón Perdido. La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar”, que se publicó en 1998. Allí sí consta el caso de Ledo. En su prólogo, Jaime Steimberg y Wenceslao Alberto García, padres de dos soldados detenidos-desaparecidos sostienen que es “una tremenda falacia, una gran mentira decir que fueron ‘desertores’ aquellos que fueran asesinados”, ya que “la ‘deserción’ fue inventada por quienes aplicaron el más salvaje y siniestro terrorismo de Estado”. En, la introducción, el capitán Federico Eduardo Mittelbach se refiere a “las aberrantes actitudes de todos aquellos que participaron (en todas las jerarquías y responsabilidades) en esta espantosa cacería humana y exterminio de más de un centenar de soldaditos”. En el Epilogo, D’Andrea Mohr escribe una carta “en el nombre de los padres” al jefe de aquel escuadrón que da título a su libro. “Han pasado veinte años y no he cesado en la búsqueda de mi hijo, su soldado desaparecido. ¿Y usted? ¿Se

 

conformó con hacer un ‘acta de investigación por deserción’ para legalizar la falsedad?” (Buenos Aires, editorial Planeta, 1998, pp. 7, 11 y 283).

 

Que en segundo lugar, y más grave, se encuentra el acta del testimonio brindado el 21 de agosto de 1984 por Ramón Alfredo Olivera ante la Comisión de Derechos Humanos de la provincia de La Rioja. En dicho documento Olivera denuncia que Milani participó en un “allanamiento” que derivó en la detención de su padre, quien fue torturado en el Batallón de Ingenieros 141 de la mencionada provincia. Por otra parte, señala que Milani estuvo presente y lo “hostilizó” durante un interrogatorio judicial en el que el testigo intentaba infructuosamente denunciar que había sido torturado en su lugar de detención ilegal. De acuerdo al legajo de Milani, el día del secuestro del padre de Olivera, él estaba cumpliendo una sanción de amonestación equivalente a arresto, dentro del Batallón de Ingenieros 141.

 

 Que por estos motivos, creemos que es necesario repudiar el ascenso del General MILANI, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús (DNI: 11.114.169), hasta que la justicia aclare su participación y tareas en la ultima dictadura militar.

 

Que por los anteriormente expresados, los abajo firmantes solicitamos la aprobación de la siguiente

 

 

RESOLUCIÓN

 

 

ARTÍCULO 1º: EXPRESAR el total y absoluto repudio al proyecto de ascenso del …………………  General   MILANI, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús (DNI: 11.114.169),

 

ARTICULO 2º: ENVIESE copia de la presente a la Comisión de Acuerdos ………………… de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación Argentina.

 

ARTICULO 3º: COMUNÍQUESE, ETC.

 


© Copyright 2011 | Buenos Aires | Argentina | diegobuffone.com.ar - Todos los derechos reservados -